ESPACIOS CARDIOPROTEGIDOS

Para hacer frente a la muerte súbita es imprescindible aplicar técnicas de reanimación cardiopulmonar con ayuda de un desfibrilador en los primeros minutos tras la parada cardíaca.

Ofrecemos servicios integrales de cardioprotección, facilitando a las entidades que nos lo soliciten un desfibrilador, su instalación, revisión y mantenimiento, así como la formación oficial y todos los trámites ante la Consejería de Sanidad del Principado de Asturias.

Para crear espacios cardioprotegidos, se debe disponer de uno o varios desfibriladores en las instalaciones, y formar al personal que se haga cargo del equipo.

Según fuentes oficiales, la muerte súbita afecta en España a unas 24.500 personas al año, lo que supone una media de 68 muertes al día.

Si necesitas más información, contacta: